jueves, 30 de septiembre de 2010

Modificación a la normativa dictada el pasado miércoles, 29 de septiembre de 2010, en referencia a la correcta exhibición en los escaparates de determinados productos.

A la vista de la estupefacción que ha cundido entre los comerciantes de la zona no entendiendo determinados puntos de la mencionada normativa sin que desde esta Administración alcancemos a comprender los motivos pese a las prolijas explicaciones con que nos han reconfortado nuestros varios centenares de asesores ni llegando a tener claro qué se pone en los escaparates, ni cuándo se pone, ni dónde ni cómo  se pone ni si arriba o abajo ni junto a qué y a juzgar por lo que se desprende de las protestas  pero siendo plenamente consciente, eso sí, esta ya citada Administración de  lo no sólo necesario  sino del todo imprescindible que su cumplimiento ha de resultar para la convivencia sin roces entre los habitantes y vecinos se procede a la modificación de que se advierte quedando, por tanto y con carácter retroactivo e irrevocable,  redactada la susodicha normativa como sigue:
Los paquetes de filtros de cigarrillos nunca se ponen en los escaparates de los establecimientos concertados de antemano con los distribuidores de alas para sombrero porque estos últimos, los distribuidores y con mayor encono, paradójicamente, los de alas para sombrero que los de verdor para botellas que fueron quienes en cierta ocasión (y con motivo de andar malhumorados los segundos no sabiendo si las botellas iban o contener vino o blanco o vino tinto aun con la particularidad de que es de dominio casi público que el tono es totalmente diferente) miraron muy mal a los primeros y estos se sintieron ofendidos; no dejando de reconocer, por añadidura,  los de las alas,  que la actitud no del todo cordial de los paquetes no es para con ellos sino  para (y por esa quizás especie de empatía que se da entre  dos sentimientos tan próximos como son el de inferioridad  y el de estulticia) con los de verdor para botellas, los que en verdad pero (y por culpa de la malhadada suerte que hizo que la concreción del tono no llegase en el plazo debido) sin querer los ofendieron  se ponen pesadísimos quejándose, y murmurando entre dientes, con que “vaya muermo de exhibición que nos espera”.
Esta Administración ha dispuesto por tanto y al objeto de evitar que la situación llegue a ser decididamente tensa autorizar a los filtros, debidamente empaquetados y con sus correspondientes precintos, a que se coloquen donde gusten y con independencia de que los escaparates en que hallaran satisfactorio acomodo se encontrasen ubicados en establecimientos sin concertar o, llegado el caso que esta Administración deseosa de ser en todo momento competente no puede dejar de ignorar ni consignar, francamente desorientados o atribulados o confusos.


Safe Creative #1012278141773

Archivo del blog