jueves, 21 de octubre de 2010

Atolondradas alondras

Atolondradas alondras de alas del color del hierro taladran en sus volares voluntades de requiebros que pronuncian precursores de redondillas y raudos ribetes de rododendros arramillados en rápidos rimbombantes esperpénticos arrellanados romances de  rumoroso argumento de retinas que retienen en su reflejo de rótulos rutilantes de reveses los recónditos rubores de resabiada rareza de rubicundos roedores.
Y reverdecen los raudos enraizados retrocesos de restallantes retruécanos de rumbos arremetiendo contra los rígidos recios recubrimientos de errática restauración de arquetípicos repetidos reputados arrumbados rudimentos que derrochan infracciones de fragores de aromáticos primores tan harapientos de atrocidades feroces rasgando el arrobamiento.
Pero recuerdan fugaces los frágiles alfeñiques que no retumba en el trémulo arrumaco del las fuentes el ferruginoso apócrifo derramamiento de alérgicos estornudos de filántropos fervorosos afincados en los contornos del álgido helador ribazo angosto de los arroyuelos lúdicos que regalan con su arresto remilgos para doncellas y apresto a los caballeros.
Y reconocen horrores los afamados rencores de estentóreos arbotantes de las torres de imbricadas trenzadas interacciones de raciocinio de ralas de entrometidas e informes arremangadas raleas de hieráticas presiones que no reprueban ni arrogan infracciones de funestos petroglifos afinando sus errores a la sombra de permutas repicando en los ruedos de sus goznes.

Safe Creative #1012268138561

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Diga lo que quiera, sin miedo. Tenga, eso sí, en cuenta que se va a enterar todo el planeta y quién sabe si no todo el sistema solar y hasta puede que alguna que otra galaxia.

Archivo del blog