viernes, 29 de julio de 2011

De arrobos y de arreboles

Rastros de rancias raigambres arraigadas en los rasgos de los recios rictus roncos de raros resortes tensos que no de tersura hasta romper en un quiebro a reír a ratos y, otros, a rodar correr de lágrimas por los surcos que responden a vericuetos de romos ritos que ya erradicados del ruedo donde se arroga gloria quien mejor irrumpe airoso que va arrasando y derribando por tierra ora arrullos y ora arrobos de arrebatos o inclemencias; van regando las praderas donde duermen los rumores de reliquias de requiebros replicados de arreboles.  

Archivo del blog