lunes, 30 de octubre de 2017

El sentido de la vida

Se sentó a descansar en una piedra del camino y, cuando recuperado el resuello se disponía a reanudar la marcha, “¿Y yo dónde coño iba?”.

Archivo del blog